¡No estés triste, Rockdrigo González!

rockdrigo

 

 

Te detienes un momento a contemplar la primavera y descubres que tu reino no está afuera.

 (ROCKDRIGO GONZÁLEZ –Ama de casa un poco triste)

 

 

No estés triste, Rockdrigo

porque con la tristeza de tu guitarra

se alegraron

nuestras más negras horas.

 

No estés triste, Rockdrigo

aunque tu familia no te entienda

siempre estarán los blueses y los guapangos.

 

Andas buscando trabajo, Rockdrigo

pero yo creo

que no lo quieres encontrar.

No.

Lo único que deseas

es componer.

 

Viajas en el metro,

cantas en el mercado, en las esquinas,

en los microbuses,

en los cafés.

Lees a Octavio Paz, a Levi Strauss,

a Carl Jung,

lees libros de poesía y de psicología.

 

Recorres la Ciudad de México,

te detienes a escuchar

a otros músicos callejeros.

Lloras con tu guitarra, cantas, te ríes,

nos conmueves

nos exprimes las lágrimas.

Te ríes de nosotros

y nos pones a pensar.

De Tampico a Aguascalientes,

de ahí, al D. F.

 

Cuando en tus horas más tristes

se desmoronen los edificios

y la muerte encuentre por fin

tus huesos.

No aplastarán jamás tus notas

ni tus rolas,

Rockdrigo.

 

Por eso mismo:

no estés triste,

porque el concreto

jamás ahogará el guapango.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s